Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Raúl González Zorrilla
Lunes, 17 de julio de 2017

Ingrid Carlqvist: “La guerra contra el Islam será la única salida para Suecia y Europa”

Guardar en Mis Noticias.

[Img #4373]

 

Nacida en 1960 en Vantörs, localidad cercana a Estocolmo, la periodista y escritora sueca Ingrid Carlqvist tiene una larga experiencia como redactora en múltiples medios de comunicación nórdicos y norteamericanos. De la mayor parte de ellos ha sido despedida por sus opiniones críticas sobre el mundo musulmán y, sobre todo, por sus denuncias constantes contra el proceso de islamización forzada que, en su opinión, atraviesa su país, así como el resto de Europa. “Si dices algo al respecto, eres un ‘islamofobo’, puedes ser procesado y te arriesgas a ir a prisión durante varios meses. Los políticos se niegan a tomar en serio nuestras preocupaciones; primero, nos llaman racistas, luego tratan de silenciarnos”. Actualmente, Carlqvist es analista del canal de televisión Fox News.

 

¿Cuál es la verdad de lo que sucede en Suecia con la inmigración musulmana?

 

Suecia ha pasado de ser uno de los países más homogéneos del mundo a ser un país donde aproximadamente el 37% de la población tiene en sus orígenes conexiones extranjeras. Paralelamente al aumento de la inmigración se ha producido a un fuerte incremento de la criminalidad más violenta, como asesinatos, violaciones o guerras de pandillas, delitos que no se conocían en la vieja Suecia. Nuestro país ha cambiado totalmente, para mal. Los suecos solíamos sentirnos seguros, pero ahora son muchas las personas que tienen miedo a salir de su propia casa. Las mujeres salen a la calle con sus esprays de pimienta en el bolso y sé que muchos hombres han comenzado a realizar prácticas de tiro. En Suecia, es ilegal tener armas, pero si te unes a un club de tiro o te conviertes en cazador, puedes conseguir una licencia.

 

Otro problema derivado de la inmigración musulmana es que en Suecia se han levantado muchas mezquitas desde las que se predica el odio contra nuestros valores y nuestra forma de vida. Pero si dices algo al respecto, eres un ‘islamofobo’, puedes ser procesado y te arriesgas a ir a prisión durante varios meses. Los políticos se niegan a tomarse en serio nuestras preocupaciones; primero, nos llaman racistas, luego, tratan de silenciarnos.

 

¿Suecia ya no es el paraíso mundial de la libertad, la organización y la tolerancia?

 

No, no lo es. La vieja Suecia todavía está ahí, pero cada día que pasa es más pequeña. Los suecos están asustados. Muchos de ellos abandonan las ciudades para comprar una casa en el campo, donde todavía pretenden hallar la Suecia de siempre. Pero eso es así hasta que abren un centro de acogida a inmigrantes en el pueblo y todo vuelve a empezar otra vez. Cada día escucho a más y más suecos decir que están realmente enojados, y algunos ya no pueden ocultar su ira. Dicho esto, creo que todavía somos corteses y agradables, pero muchas personas me dicen que lo único que quieren es que los musulmanes abandonen nuestro país. El partido Demócratas de Suecia, el único partido que se posiciona abiertamente contra la inmigración, ganará las elecciones el próximo año. Estoy segura.


 
En su opinión, ¿por qué hay en las instituciones suecas y en otros países europeos una negativa radical a debatir los peligros que pueden derivarse de una masiva inmigración musulmana?

 

Estas instituciones son las que han permitido la inmigración musulmana masiva y no pueden reconocer lo terrible que fue esa decisión. Los políticos siempre se niegan a admitir que han hecho algo mal, así que continúan haciendo más y más de lo mismo, hasta que un día tengamos guerras civiles por toda Europa. Me temo que ya no hay solución pacífica a esta situación. Por supuesto, si se decidiera prohibir el islam muchos musulmanes regresarían a sus propios países, pero eso no va a suceder nunca. No hasta que la guerra nos obligue a tomar la decisión.

 

Ivan Rioufol, editor de Opinión en “Le Figaro”, ha señalado lo siguiente: "Existe una alianza ideológica entre Marx y Alá para acabar con la civilización occidental". ¿Está de acuerdo con esta afirmación?

 

Me parece que tiene razón. No todos los izquierdistas y todos los musulmanes piensan así, pero hay muchos de ellos que creen que todos los poderes deben ser derrocados. Y, de cualquier manera, la izquierda y los movimientos musulmanes odian, por diferentes razones, a nuestra civilización occidental y, sobre todo, odian al “hombre blanco”. Como hacen las feministas. Es por eso que las feministas nunca dicen nada sobre los musulmanes violando a mujeres suecas, pero constantemente denuncian a los hombres suecos “que golpean a sus esposas”. Cuelan el mosquito, pero se tragan el camello.

 

¿El islam radical está poniendo fin a la renombrada democracia sueca?

 

Sin duda, si no empezamos a luchar pronto y de verdad, es lo que va a pasar. Pero yo sigo creyendo en que los vikingos suecos despertarán y defenderán a su país y a sus mujeres. Será una declaración de guerra, pero estoy segura de que la vamos a ganar porque somos más inteligentes y porque somos más justos. Suecia pertenece a los suecos. Nuestros antepasados construyeron este país y tenemos que defenderlo para nosotros y para las futuras generaciones.

 

¿Existen zonas de Estocolmo, Malmö, etc. fuera del control del Estado, tal y como ha denunciado el jefe de policía de la capital sueca, Lars Alversjo?

 

No ocurre en el centro de las capitales, pero hay zonas de estas ciudades que están, efectivamente, fuera del control del Estado. Las ambulancias y los bomberos no entran en estos territorios sin protección policial, y cuando las fuerzas de seguridad llegan son atacadas violentamente. Son “no-go zones”. Estoy seguro de que la policía podría hacer mucho más para limpiar estas áreas, pero no se le permite. ¿Qué ocurriría si la policía entrara allí y algunos musulmanes acabaran heridos o asesinados? Este es el escenario que más temen los políticos porque una situación así podría causar disturbios en toda Suecia. Pero la policía tendrá que actuar algún día en esos lugares y, en mi opinión, cuanto antes, mejor.

 

¿Está Suecia, al igual que otros lugares de Europa, al borde de una guerra civil entre comunidades, tal y como están advirtiendo importantes intelectuales del continente como Gilles KepelLaurent Obertone, Zemmour o el propio Rioufol?

 

Sí, lo estamos. Podríamos resolver esto pacíficamente si tuviéramos políticos que admitieran los problemas y se atrevieran a devolver a muchos musulmanes a sus países de origen. Hay que dejar de ofrecer a estas personas todos los beneficios de nuestro sistema de bienestar social, y hay que prohibir mezquitas y pañuelos islámicos. Pero eso nunca sucederá, así que temo que la guerra será la única salida.

 

¿Cree usted que hay una estrategia política para reemplazar a la población original sueca (y europea)?

 

Esta es la eterna pregunta que nos hacemos todos. ¿Los políticos tienen un plan o, simplemente, son así de estúpidos? Creo que algunos de ellos piensan que si la población no es homogénea, nunca podremos luchar. En una sociedad con muchos grupos pequeños y sin una gran mayoría, la gente nunca se unirá ni protestará contra el Gobierno. Entonces pueden hacer lo que quieran. Podría haber otros grupos que también nos odian y que quieren matar a todos los blancos. Si ese es el caso, están haciendo un buen trabajo. Creo que los blancos son sólo el 7-9% de la población mundial ahora…

 

¿Qué futuro prevé para nuestros hijos?
 

Todo depende de lo que suceda en los próximos años. ¿Vamos a luchar por Europa para que nuestros hijos tengan su propio lugar en el mundo o simplemente nos rendiremos al islam? Como dije antes, creo que ganaremos porque este es nuestro continente y somos más inteligentes que ellos. Ojalá tenga razón y no me equivoque.

 

¿Hay razones para la esperanza?
 

Sin duda. Más y más suecos y europeos se están despertando. Y están enojados. Lo que más temo es que aquellos que han estado durmiendo durante tantos años renunciarán al despertar. Pensarán que es demasiado tarde y que todo está perdido. ¡Pero no lo está! Seguimos siendo la mayoría en nuestros países y este es nuestro continente. ¡Mientras los europeos entiendan esto, no hay necesidad de desesperarse!

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Fecha: Lunes, 2 de octubre de 2017 a las 21:58
Thera
El poder de los globalistas es inmenso, controlan la gran parte de los medios de comunicación y desde ellos, machaconamente, se ha impuesto lo "políticamente correcto", la Solidaridad como valor supremo, cuando siempre ha de ser relativo a una situación. En el caso de los inmigrantes musulmanes, nuestra solidaridad es nuestro suicidio social, y en el corto-medio plazo, teniendo en cuenta que ellos tienen una media de ocho hijos, amén del reagrupamiento familiar, con lo cual, un inmigrante musulmán nos puede acarrear otros veinte detrás de él. Y su religión es totalitaria y de conquista. Merkel, el Papa, son parte de lo mismo, de una élite globalista que pretende quedarse en la cumbre con una masa informe de semiesclavos. El resto, intentarán "despejarlos" si consiguen una IIIGM..
Fecha: Lunes, 18 de septiembre de 2017 a las 18:46
carlos
Ya son muchas personas que coinciden en le analisis efectuado per Ingrid los gobiernos de Europa tenian que darse cuenta de una vez que los musulmanes llevan una tactica preconcebida que es acabar con Europa sin guerra ya que cuando pase un cierto tiempo ellos seran mayoria y tendremos un jefe de gobierno musulman
Fecha: Martes, 5 de septiembre de 2017 a las 09:38
paco marquez
La conquista del Islam se debe a que tienen muchisimos petrodolares y obedece a una estrategia de futuro. Deben tener asesores muy cualificados que además deben ser en su mayoria contrarios al cristianismo.

La Tribuna de Cartagena • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress