Martes, 23 Octubre 2018


Bankia estafadora: devolved la farmacia a María Victoria y su hija Sofía

Continúan las concentraciones autorizadas ante la Ciudad de la Justicia de Valencia para que María
Sofía, la hija de Maria Victoria Lliso, reclamando que les devuelvan su farmacia
Continúan las concentraciones autorizadas ante la Ciudad de la Justicia de Valencia para que María Victoria Lliso, la farmacéutica estafada por Bankia, recupere su negocio. Hoy jueves, 19 de julio, nuevamente hay convocada una concentración ante las puertas de la ciudad de la justicia de Valencia para exigir de la justicia que se aplique la ley con una justicia efectiva, que los magistrados-jueces apliquen la ley y le sea devuelta la farmacia robada a la boticaria valenciana.

No puede consentirse que la justicia siempre haga la vista gorda ante los todopoderosos, castigando al resto de españoles.

En este caso Bankia, en coordinación con una notable familia valenciana, ha estafado de manera miserable e a esta farmacéutica quedándose a cambio de 0 euros su megafarmacia de dos alturas y, lo más importante, un solar recalificable a 8 alturas en la Avenida del Puerto esquina Cardenal Benlloch, una de las zonas más comerciales en la actualidad de la capital del Turia.

La estafa, en la que hubo una evidente colaboración notarial, de letrados y probablemente hasta judicial, fue de tal magnitud que por 260.000 euros el comprador y Bankia se quedaron con un edificio ¡con edificabilidad de 8 alturas! un lugar que el precio del metro cuadrado se paga de tal modo que, perfectamente, el valor de la edificabilidad podría superar los cuatro millones de euros.

Pero es que, por si no fuera suficiente, Bankia -en clara convivencia con el comprador- redactó la escritura de compraventa con una cláusula absolutamente engañosa con la que hicieron creer que el comprador se hacía cargo de las deudas existentes. Pero no era así. La boticaria valenciana María Victoria LLiso -y su única hija, Sofía- no recibieron ni un sólo euro y encima aumentaron su carga hipotecaria, con unas cuotas impagables y con el aval de la casa de los padres de María Victoria (y abuelos de Sofía).

La doctora Lliso y su hija Sofía exigen justicia y La Tribuna de España no las dejamos solas en su justa reivindicación. "La Audiencia Provincial de Valencia sección 9 debe de corregir esta injusticia. Debe reconocer los abusos que se han cometido y devolvernos lo que nos han estafado. No pueden proteger a los poderosos ante tal evidencia. Tienen que aplicar la ley. Estamos en un estado de derecho y hay que proteger a los honrados. Confiamos en que hagan lo que deben y que recuperemos lo que nos han robado", señala Sofía, la hija de la farmacéutica y estudiante de derecho.

Hoy, durante todo el día, recibirán muestras de cariño y solidaridad de valencianos de toda edad y condición que se acercarán a lo largo de toda la mañana a las puertas de la Ciudad de la Justicia de Valencia.

Comenta esta noticia




La Tribuna de Cartagena

Director: Daniel Negroles.