Lunes, 24 Septiembre 2018
Máxima tensión en Cartagena. La policía teme un linchamiento contra el 'monstruo' que quiere secuestrar y abusar de niñas

Cientos de cartageneros planean tomarse la justicia por su mano, ya que nuestra Justicia está compuesta por inútiles

Máxima tensión en Cartagena. La policía teme un linchamiento contra el 'monstruo' que quiere secuestrar y abusar de niñas

La madre de la última niña que intentó secuestrar llegó a golpear y arañar a M.E.O. en la cara. Tras la denuncia por intento de secuestro, fue puesta en libertad con una absurda orden de alejamiento de 300 metros como castigo

Impotencia ante la injusticia.

La noticia sobre el intento de secuestro publicada en exclusiva por La Tribuna de Cartagena y de España ha tenido un impacto nacional sin precedentes. La noticia de que una 'loca' anda suelta por nuestras calles a la caza y captura de niñas para abusar sexualmente de ellas ha hecho saltar las alarmas en Cartagena. Más aún, tras conocer gracias a este periódico que nuestras leyes protegen a este tipo de delincuentes.

Este monstruo de persona y su pareja tienen un juicio pendiente por 'violar' a una niña de un año y medio. Han intentado secuestrar a tres niñas en quince días y están en la calle. Cartagena, España entera sabe a lo que se dedica esta gentuza enferma y nadie puede tocarles un pelo. Máquinas de destrozar a niños y la justicia no hace absolutamente nada por impedírselo. Repetimos, hasta que no maten a una niña, no se tomarán medidas...y tal vez tampoco...

Por ello, Cartagena se ha puesto en pie de guerra y las alarmas han saltado. Cientos de cartageneros planean tomarse la justicia por su mano. Temen que les pueda ocurrir algo a sus hijos pequeños y quieren solucionar dicho problema de raíz.

No mentimos cuando decimos que cientos de personas se han puesto en contacto con La Tribuna de Cartagena para suplicar por la dirección de estos animales y tomar así medidas drásticas.

Por desgracia, este periódico no ha podido facilitar la información aunque sabemos perfectamente donde vive, pero aún así, la noticia ha tenido tanto impacto, que ya Cartagena entera sabe donde reside el monstruo y su pareja. 

Quieren ir a por ella. Varios grupos de personas se podrían estar organizando para hacer 'justicia', según ellos y la gran mayoría de gente con dos dedos de frente. Justicia que se saltan a la torera nuestras autoridades, dando carta blanca a una máquina de destrozar niños. Vergonzoso.

Lógicamente, la policía está avisada de lo que puede ocurrir y dobla la vigilancia por la zona donde se mueve la esquizofrénica. Vigilan que los cartageneros no se tomen la justicia por su mano y al mismo tiempo que ésta no intente secuestrar a otra niña.

Es realmente escandaloso que la policía tenga que vigilar a una mujer que ANDA SUELTA cuando saben perfectamente que su objetivo es raptar una niña para violarla junto a su pareja y encima hay pruebas y denuncias sobre ello. Realmente lamentable.

Cartagena es un polvorín.

 

La madre de la última niña que intentó secuestrar le dejó la cara marcada

 

La Tribuna de Cartagena se puso en contacto con la madre de la última niña que intentó secuestrar M.E.O. y nos contó cómo vivió ese momento, el peor de su vida.

"Esta mujer llevaba dos días vigilando el balcón de mi casa y llegó a hacerle gestos a mis hijos pequeños. Les decía que bajasen y se fuesen con ella. Cuando nos dimos cuenta, fuimos y la amenazamos. Mi marido salió y le dijo que se fuese, pero nada", comenzó diciendo.

Regresa, da vueltas por las calles vigilando a niñas sueltas...está enferma. Necesita un menor para saciar su mente depravada y la de su marido, que es igual o peor que ella (la pena es que de este enfermo no tenemos foto). Aunque la amenacen, ella vuelve. También porque sabe que la justicia la protege. Total, la denuncian y la sueltan a las dos horas...

Continuamos. La madre bajó al supermercado con su hija ya con la mosca detrás de la oreja. Unas vez dentro del supermercado, le dijo a la cajera de confianza que le echase un ojo a la niña mientras ella iba a por unas cosas. 

A la vuelta, la cajera le comentó que había cogido a la niña del brazo porque una mujer entró al supermercado con un aspecto muy raro y con malas intenciones.

Rápidamente la madre ató cabos. Era la mujer del balcón y fue a por ella. La encontró a los pocos minutos dando vueltas y actuó, pues de la misma manera que actuaría cualquier persona con dos dedos de frente y sangre en las venas. Arañó la cara de la mujer que intentó secuestrar a su hija y llegó a arrojarla al suelo, causándole un morado en el ojo. En ese momento, llegó la policía.

Lo más lamentable viene ahora.

Mientras la madre de la niña ponía la denuncia, vio con sus propios ojos como soltaban a la enferma mental. No estuvo ni cuatro horas encerrada "Es una vergüenza. Me dijeron que es lo que hay. Que no se puede hacer más. Siento una impotencia terrible. Esa mujer quiere destrozar niños y la dejan en la calle. Menuda justicia tenemos en Cartagena. Es de risa", afirmó indignada.

El castigo, una orden de alejamiento de 300 metros durante un año y cuatro meses. Esa es la condena por querer violar menores.

Un castigo que ya se ha saltado, ya que la han visto merodeando otra vez por la zona. Ha cambiado de aspecto. Se ha tintado el pelo aunque ya no pasa desapercibida. La gente sabe quién es y tomará medidas, ya que la justicia no hace su trabajo.

"Tenemos claro que si intenta hacer algo la matamos. Puede ponerlo así en el periódico. Si toca a mi hija, la matamos. Así hacemos un favor a la humanidad", terminó de decir.

 

 

 

 

Sobre el Autor

Equipo de redacción.

Redes Sociales

Comenta esta noticia




La Tribuna de Cartagena

Director: Daniel Negroles.