Jueves, 19 Julio 2018
Cuando ser padre significa enfrentase a la tiranía del feminismo


Cuando ser padre significa enfrentase a la tiranía del feminismo

Es impresionante lo que la manipulación mediática es capaz de conseguir: ningún gran medio de comunicación (prensa, radio y televisión), ¡ninguno! se ha hecho eco de la concentración convocada julio ante la sede del PSOE, en la  calle Ferraz de Madrid, el pasado sábado 7 de julio, en demanda de la Derogación LIVG y a favor de la Custodia Compartida.

Parece que cuestionar la “ideología de género” aunque ésta sea la culpable de que más de 4 millones de padres españoles no puedan ver a sus hijos y de que, aún más millones de españoles, menores de edad y por tanto susceptibles de las máximas garantías de protección, vean privado su derecho a tener relación, roce, educación y disfrute, no sólo de sus progenitores sino de la mitad de su familia (abuelos, tíos y primos), justo la que corresponde a su familia paterna.

La sociedad cínica mira hacia otro lado y medios de comunicación, partidos políticos, jueces y fiscales, todos ellos perfectos conocedores de la extraordinaria cantidad de falsas denuncias presentadas en España por violencia machista para someter a los  exmaridos a las pretensiones (por muy injustas que sean) de sus exmujeres, que juegan, amenazan y practican el chantaje emocional de sus hijos.

La justicia y los lesgisladores y, sobre todo la policía y los médicos de urgencias, saben muy bien de qué les estamos hablando. Pero enE spaña, atreverse a ir contra el colectivo feminestalinista que domina la opinión pública puede tener muy graves consecuencias.

Y de esto saben mucho quienes se manifestaron el pasado sábado pidiendo la custodia compartida y leyendo este escueto comunicado:


El pasado jueves 7 de junio las injustas leyes de Familia españolas se cobraron una nueva víctima. Manuel Alejandro, divorciado, padre de una niña y vecino de Jaén, víctima de múltiples denuncias de su ex mujer que además le impedía relacionarse con su hija, y ante la pasividad de la ley con su situación, no vio salida al infierno que estaba viviendo y se quemó vivo a las puertas del juzgado de violencia de género de la ciudad. El caso de Manuel no es, ni mucho menos aislado. Llevamos años denunciando el mal uso que se está haciendo de la ley integral de Violencia de Género, pensada para proteger a las víctimas de maltrato, pero que muchas mujeres utilizan para sacar beneficios económicos tras la separación, evitar custodias compartidas de los hijos, venganzas y despechos, colapsando los juzgados estos casos y dejando sin recursos a las verdaderas víctimas. Exigimos leyes de Familia justas, que protejan a todos los miembros, con independencia de su sexo y orientación sexual, y con especial atención a niños y ancianos. Reclamamos que se persiga y castigue de oficio a quienes hagan un mal uso de esta ley, ya que hoy por hoy, poner una denuncia instrumental por violencia de género no tiene consecuencias penales.


¡¡BASTA YA!!

¡¡NI UNA MÁS... NI UNA PERSONA MÁS!!



La Tribuna de España no va a someterse a la dictadura de lo políticamente correcto; nuestro director, Josele Sánchez, se echó encima a todo el femipodemismo de España que llenaron las calles de grandes carteles con su imagen y el texto “fascista violador”, sólo por atreverse a publicar un artículo dedicado a la presunta víctima de una violación (que después resultó no existir), la de “la manada”. Titulado “Yo no te creo”. Por eso estamos con los más de cuatro millones de padres a los que se priva de poder ver, educar, rozar. Sentir y disfrutar de sus hijos, con los abuelos, tíos y primos paternos a quienes también se priva de sus nietos, sobrinos o primosy, por encima de todo, de esos millones de españolitos que también tienen derechos, más derechos que el resto por ser menores, de disfrutar de la mitad de su vida que pretende arrancársele por sentencias judiciales sometidas a la injusta y perversa “ideología de género”.

Sobre el Autor





La Tribuna de Cartagena

Director: Daniel Negroles.