Jueves, 19 Julio 2018
El pérfido complot y la huida de Rajoy. La conspiración de CATILINA Y SEMPRONIA


El pérfido complot y la huida de Rajoy. La conspiración de CATILINA Y SEMPRONIA

Dos de siete, un análisis profundo del descarrilamiento del PP se impone,  casi 800.000 afiliados en papel y 70.000 al día en cuotas y con poder de elección, algo no cuadra, un escaso 9% de los  militantes reparten los cromos, Soraya y pisando los talones Pablo Casado con poco más de 1000 votos, y ahora los compromisarios que, no hay duda, están investidos por el aura del acondicionamiento y el acatamiento de intenciones y todo ante un verdadero acto de deslealtad y traición a los intereses de España de un gobierno débil, grácil e ingrávido de Rajoy, un gobierno que perdió el norte al mezclar en su seno a la bruja Lola –La Cospedal- y a la mayor arpía de la política nacional, Soraya Sáenz de Santamaría, quizás fue la mujer más poderosa de España, quizá como nadie en España jugo con sus maquiavélicos hilos de guiñol para eliminar a sus enemigas mas directas, Cifuentes y a hora a la bruja Lola, la trama mas rebuscada y pérfida que pudiéramos imaginar en política, manipulando a un Rajoy inerte e indolente, el mismo que parece haber huido, más que alejare del poder, ha salido corriendo,  como apartándose de la lepra política, de los contubernios y asesinatos bancarios y de la vileza que la información y la conspiración ofrecen en una nueva saga novelesca de especias y de intereses velados junto a los y las anacoretas de la traición.

Dos mujeres que deberían haberse apartado del partido, lo han hundido, el PP tiene un mal de amores femenino, solo se les arriman las malvadas, que con un odio visceral prenden a su presa hasta hundirla, pues en esa ansia de poder han hundido a España, igualmente a las alternativas de Rajoy para impedir que en el estuario político se estabilizasen personajes ajenos a los intereses sectarios.

Ha sido hábil, como reza el prólogo del personaje, que no mujer publica, o sí, protagoniza apariciones mediáticas de ocio y esparcimiento cuando a la par, representa al presidente del Gobierno en un debate electoral, mientras, logra esconder su personalidad y naturaleza, sus capitales aptitudes y actitudes y su ideología política real.

La verdad política sobre una desconocida, pero brillante abogada del Estado, cajón de sastre de ministros y ministras, que hace 18 años inicio un camino que la llevó a ser una de las mujeres más poderosa de España, utilizando su poder para arbitrar la información y como en novelas y antiguas historias de caballerías cortesanas, dar luz a requiebros oscuros políticos, imitando a conspiradoras famosas y que solamente las “nobilitas” o indiscreción propia de “patricias” ha levantado el velo de la duda y del posible complot y las declaraciones indiscretas del expresidente, “mal momento elegido por Soraya para sus asuntos, a por uvas..”, sin duda la ex quiere entrar en la historia con el resto de mujeres de tenebroso pensamiento, Ana Bolena, Lucrecia Borgia, también con Catalina de Medicis, Catalina de Rusia, Isabel I, Cleopatra o Josefina, mujeres que rompen el estereotipo de “sexo débil”, pero me quedo con Sempronia y la Conspiración de Catilina.

Tenemos conspiración en el PP para rato, Casado no quiere desligarse de Cospedal y sus apoyos, y Soraya no quiere quedarse huérfana de poder consciente de su mala prensa interna, de ahí hasta siete apostatas en unas selecciones más que elecciones adulteradas por la premura y la improvisación de lo que debe ser el principal referente del centro derecha en España, ¿un caos impuesto y prevenidamente provocado?, este es el más claro ejemplo nada misógino de que las mujeres con ansia de poder pueden ser arpías muy peligrosas, y son capaces entre ellas de hundir un partido y un gobierno, lo que por extensión significa que el resto no les importamos nada.

Más tarde, en la primera obra del historiador y político latino Cayo Salustio, “Los cinco conspiradores fueron ejecutados sin juicio en la prisión del Tuliano. ​ De esta forma se puso fin a la conjura en Roma”. ¿Hasta cuándo abusarás de nuestra paciencia, Catilina? Que diría Salustio.

Sobre el Autor





La Tribuna de Cartagena

Director: Daniel Negroles.