Lunes, 19 Noviembre 2018
Algunas perlas en la hemeroteca del todavía juez Pedraz


Algunas perlas en la hemeroteca del todavía juez Pedraz

Artículo en exclusiva para La Tribuna de España de Miguel Bernad, secretario general del sindicato
Artículo en exclusiva para La Tribuna de España de Miguel Bernad, secretario general del sindicato Manos Limpias que, con seguridad, va a traer no poco polémica. Como mero apunte (y dejando claro, obviamente, que LTdE no tiene por qué identificarse en todo ni en parte con las opiniones vertidas por sus articulistas), Santiago Pedraz también fue el juez receptor de la queralla por el "presunto" asesinato de Emilio Botín, de raleentizar su trámite y de acabar devolviéndola a un Juzgado…

 

Con 26 años tomó posesión de su primera plaza de juez, en Villacarrillo, donde pocos años antes, otro juez, Baltasar Garzón, le había precedido.

De su maestro e íntimo amigo aprendería, entre otras cosas, a elaborar pésimas instrucciones.

 

  1.- Pedraz y ETA

 

         

En el año 2006, es denunciado por la asociación Dignidad y Justicia y por el sindicato Manos Limpias, por permitir la manifestación en Bilbao, y la marcha de apoyo en San Sebastián al etarra Iñaki de Juana Chaos, responsable de múltiples asesinatos de guardias civiles y ciudadanos, un auténtico genocida.

En enero de 2008 archiva la causa contra la Alcaldesa de Hernani, imputada por un delito de enaltecimiento del terrorismo.

Pedraz permitió la celebración de diversas manifestaciones que las víctimas del terrorismo estaban denunciando por enaltecimiento del terrorismo.

Sostuvo que JARRAI, el brazo juvenil de la ETA, no era una organización terrorista, ¡porque sus miembros no llevan pistolas!

En julio de 2008, dejó bajo fianza de 30.000 euros a la Alcaldesa de Mondragón, Inocencia Galporsoro, imputada por colaboración e integración en banda armada, y quebrantamiento de medidas cautelares…

Pedraz sometió a ochenta agentes de la Benemérita a una rueda de reconocimiento, tras denunciar un manifestante que Mikel Zabaleta (hallado muerto en un río) fue golpeado por una porra.

En julio de 2011, excarceló al cabecilla etarra Iñaki de Rentería, asesino múltiple y despiadado, otro genocida de la organización criminal ETA, porque “no veía riesgo de fuga”, a pesar de las advertencias de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado…

En agosto de 2011, autorizó un homenaje a diez etarras en Guecho, legalizando así una actuación totalmente ilegal, de exaltación y enaltecimiento del terrorismo.

¡Y nadie le dijo nada, ni fue expedientado disciplinariamente!

(Por lo visto, los jueces de la Audiencia Nacional tienen “bula” para hacer lo que les dé la gana, sin problema alguno).

El SUP, Sindicato Unificado de la Policía, calificó a Pedraz de “pijo rojo” en los años 80, por liberar al último detenido de la Kaleborroka.

Despreció a los miembros de la Guardia Civil, cuando cuatro individuos incendiaron un repetidor de telefonía móvil, denegando al Cuerpo los órdenes de entrada y registro en los domicilios de los cuatro detenidos, con la finalidad de realizar las investigaciones pertinentes. ¡Y se quedó tan pancho!

Cuando finalmente autorizó los registros pertinentes, con mucho retraso, los ordenadores de los delincuentes ya habían desaparecido…

Les impuso una fianza de 2.000 euros…

Pedraz, en agosto de 2008, durante las Fiestas de la Virgen Blanca, en Vitoria, donde se atacó con cocteles molotow a la Subdelegación del Gobierno y coches oficiales, dejó libres a los detenidos, con unas fianza de 6.000 euros, y además sin autorizar los registros domiciliarios, para poder proseguir las investigaciones correspondientes.

 

 

  2.- Pedraz y las causas sobre blanqueo de capitales

         

 

Pedraz excarcela a Humberto Moreira (ex gobernador mexicano) por blanquear capitales cuando el juez de la Mata le mandó a prisión. Curiosamente, contrata como abogado a Garzón (enero de 2016), íntimo amigo y ex compañero del juez instructor.

Pedraz archiva la causa contra 67 ciudadanos españoles por blanqueo de dinero en Liechtenstein, alegando que el Sindicato MANOS LIMPIAS no había acreditado la existencia de perjuicio alguno. ¡Y se queda tan tranquilo!

Obvió que fue un fraude a la Hacienda Pública española, y que Hacienda somos todos, incluido él, que cobra del dinero público.

Pedraz exoneró al principal dirigente de la Fundación GARZÓN ¡Garzón, otra vez!, acusado de comprar políticos en Angola.

En el año 2003, con objeto de impedir la acción popular, exigió 25.000 euros de fianza a todas y cada una de las acusaciones populares en una querella contra el BBVA.

 

 

  3.- Pedraz y las injurias a las Instituciones

 

         

Archiva la causa contra la Alcaldesa de Alsasua por ofensas al Rey y a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Pedraz, en el caso de Guillermo Zapata, fue obligado hasta en tres ocasiones por la Audiencia Provincial de Madrid a instruir la querella.

 

 

 4.- Pedraz y la Justicia Universal

 

 

En marzo de 2014, desafió las limitaciones establecidas en el ordenamiento jurídico español, negándose a archivar el caso “Couso” y el genocidio de la población maya.

Su “maestro” Garzón le animaba a “rebelarse” contra las limitaciones a la “justicia universal”.

 

 

 5.- Pedraz y la apertura de fosas

 

Tomó decisiones al socaire de la Audiencia Nacional, tratando de abrir sin autorización la fosa de Lorca, y pasándose toda la jerarquía judicial por el arco del triunfo.

 

 

6.- Pedraz, plañidera de Garzón

 

 

En el proceso contra Garzón, le acompañó ante el Tribunal Supremo, en una actitud chulesca, de auténtico desafío a poder del Supremo, y en una clara manifestación de apoyo a un presunto delincuente, acusado de graves delitos, y que estaba siendo enjuiciado, con todas las garantías.

Las fotografías que se divulgaron por todo el mundo reflejaron de manera clara y contundente su apoyo incondicional al juez prevaricador, que, sin duda, es el espejo en el que se mira todos los días.

 

 

  7.- Pedraz y la Medalla de San Raimundo de Peñafort

 

                   

Apoyó como promotor la recogida de firmas para que a su maestro, Garzón, le concedieran la Medalla de San Raimundo de Peñafort, máxima condecoración judicial, que sólo se concede a quienes hayan prestado relevantes servicios a la Administración de Justicia.

 

 

 8.- Pedraz y el cerco al Congreso

 

 

Archivó la causa, llamando además “decadente” a la clase política, esa misma casta que mantiene la Audiencia Nacional, como un tribunal sin sentido en el ordenamiento jurídico, y que sustrae numerosos casos al juez natural.

Rafael Hernando, del PP, le calificó de “pijo ácrata”.

 

 

 9.- Pedraz y la dimisión del exministro Catalá

 

 

Encabezó una concentración de jueces y fiscales pidiendo la dimisión de Catalá.

Y ello a pesar de que la Ley Orgánica del Poder Judicial pide prohíbe que los jueces hagan cualquier tipo de manifestación a favor o en contra de los poderes públicos, por entender que son otro poder del Estado, y deben mantenerse total y absolutamente neutrales.

Excuso decirles que nadie le pidió explicaciones, o sancionó por ello.

 

 

10.- Pedraz y la detención de Miguel Bernad

 

 

Detiene e ingresa en prisión al que suscribe, vulnerando derechos fundamentales.

Asume la instrucción, a pesar de haber sido recusado.

Acepta acusaciones espurias, como las de Podemos y Diego Torres.

En la instrucción ha cometido tal cúmulo de ilegalidades, que se va a pedir la nulidad de toda la instrucción, y la exigencia de responsabilidades, incluso penales, de este juez, que debería ser inhabilitado, como mínimo, siguiendo el ejemplo de su maestro y señor, Baltasar Garzón.

    

 

Comenta esta noticia




La Tribuna de Cartagena

GRUPO TRIBUNA DE ESPAÑA