Martes, 25 Septiembre 2018
Vozpopuli confirma las extrañas circunstancias de la muerte de Emilio Botín


Vozpopuli confirma las extrañas circunstancias de la muerte de Emilio Botín

Jesús Cacho confirma las extrañas circunstancias de la muerte de Emilio Botín: “aquellas horas vividas en la sede de Boadilla están por escribir”.

El pasado día 29-6-2018 nuestro veterano compañero y reputado periodista económico, Jesús Cacho, publicaba un artículo de opinión en Vozpopuli dedicado a la retirada de Rodrigo Echenique, “El Alacrán, de la ejecutiva del Banco de Santander. El artículo titulado Se jubila el criado de don Emilio ha tenido cierta repercusión, sobre todo, en las redes sociales porque, como ya conocen nuestros lectores, la prensa del sistema no publica ni difunde noticias ni entrevistas contrarias a la voz de sus amos, en este caso, de uno de sus principales amos: el Banco de Santander y su presidenta (recordemos, acusada de inducción del asesinato de su padre en querella presentada ante la Audiencia Nacional) Ana Patricia Botín.

https://www.vozpopuli.com/opinion/jubila-criado-don-Emilio_0_1149186759.html

En dicho artículo se habla de la despedida de Rodrigo Echenique, “El Alacrán, de la ejecutiva del Banco de Santander y se hace mención a las extrañas circunstancias de la muerte de Emilio Botín que confirman muchos de los hechos que hemos venido denunciando en La Tribuna de Cartagena desde hace meses…

 

Pero, aún hay más, si se lee el artículo con el debido detenimiento, Jesús Cacho suscribe la indiciaria frase “aquellas horas vividas en la sede de Boadilla están por escribir”.

 

Cacho inicia su artículo de opinión dándole un repasito a Ignacio Benjumea y sus “tradicionales gatuperios judiciales” y “enjuagues con el universo de jueces y fiscales” para beneficiar al Banco de Santander y a su entonces presidente, don Emilio Botín, más conocido en la casa por “El Bizco”. Continua el autor del artículo con Alfredo Sáenzalias el “Pico de oro por hacer suyas las ideas de otros, al que Jesús Cacho compara con un jarrón chino con el que nadie, dentro del propio Banco de Santander, quería despachar y cuyo único activo fue el de traicionar a Emilio Ybarra y al BBV, del que él mismo provenía, con ocasión de la subasta de Banesto, una traición, por cierto muy bien pagada por parte de Emilio Botín.

 

Continua el artículo haciendo mención a los méritos de Rodrigo Echenique “El Alacrán” en sus “hazañas bélicas” entre las que destaca:

  1. Las cesiones de crédito y la “vergüenza” para la democracia española que representó la Doctrina Botín,
  2. Los 2.000 millones de euros de la familia Botín ocultos a la Hacienda española “distraídos en el templo suizo del HSBC” durante 70 años.
  3. Las sociedades de paraísos fiscales y “dinero off-shore desviado por la fabulosa familia” Botín de las que tiene perfecto conocimiento Rodrigo Echenique como albacea de Emilio Botín.

 

Hace una semblanza de Echenique “siempre solo”, “en la zona de sombra”, “menos querido que Napoleón por sus mariscales”, y siempre “al acecho y en espera del error del contrario”; como actúa en alacrán. Cuenta Cacho la traición de Rodrigo Echenique, que le hizo merecedor del alias de “El Alacrán” en la que actuó como delator, “siempre con la daga por la espalda” y le faltó tiempo para chivarse de unos comentarios de Francisco Luzón (responsable de la división de América del Banco de Santander) sobre el futuro de la entidad y la sucesión de Emilio Botín; comentario que le costaría el puesto de nº 3 del Santander, gracias a la traición maliciosa de “El Alacrán”.

 

Todo el semblante que Cacho hace de Rodrigo Echenique coincide con el desvelado por nuestro periódico asociado, La Tribuna de Cartagena, en artículos anteriores.

https://latribunadeespana.com/a-fondo/rojo-botin/rodrigo-echenique-el-alacran-la-historia-de-un-personaje-siniestro

 

Pero lo más importante viene ahora… ¡presten atención!

 

Emilio Botín no quería a su hija de sucesora

 

Seguidamente Jesús Cacho narra la toma de partido de Echenique por Ana Patricia Botín como futura presidenta del Santander -en perjuicio de su hermano Javier Botín, designado por su padre para sucederle-. ¡Y aquí viene lo más importante!: Cacho sostiene que esta traición culminó en la noche del 9-9-2014 con la muerte de Emilio Botín.

 

¿Cuándo dice Cacho que murió Botín?, ¡la noche del 9 y no la mañana del 10 como sostiene la versión oficial y el Certificado de defunción!

 

Es decir ¡por mucho que nos ignore en su artículo! el veterano periodista coincide con la versión que venimos sosteniendo, exclusivamente, La Tribuna de Cartagena y La Tribuna de España, sobre las extrañas circunstancias de la muerte de Emilio Botín, que presuntamente fue asesinado a instancias de su hija Ana Patricia Botín y de su viuda Paloma O´Shea conforme a la querella de la que sobradamente les hemos informado.

 

Miren si tendrá importancia el tema que todas las informaciones publicadas al respecto del posible asesinato de Emilio Botín, han provocado mi acoso, extorsión y persecución hasta el punto de tener que exiliarme de España ante el riesgo de que “alguien” pretenda atentar contra mi vida.

 

Este dato de la fecha de la muerte, que yo creo que hasta se le escapa sin querer (porque el gran Jesús Cacho tiene “casi” tanta información como nosotros y conoce sobradamente la verdad; cosa bien distinta es que esté dispuesto a jugarse el gaznate por defenderla) resulta, como veremos a continuación de vital importancia para conocer si Botín murió de muerte natural o si fue asesinado por el amante de su hija Ana Patricia, el narcotraficante colombiano Jesús Semper.

 

Pero es que también escribe Cacho que Echenique convoca el Consejo de  Administración la noche del día 9, que llama por teléfono a Ana Patricia Botín que viene apresuradamente a Madrid y que esa misma noche se designa presidenta a Ana Patricia Botín aprovechando que su hermano está en Brasil y no llega hasta la mañana del día 10.

 

Cacho confirma que Botín no murió en su casa de Somosaguas el 10 de sepetiembre, sino la noche anterior ¡y ¡en la Ciudad Financiera del Banco de Santander!

 

Querido maestro, ¿puede usted explicarnos cómo se reúne el Consejo de Administración la noche del día 9 en la ciudad financiera de Boadilla para elegir nueva presidenta a Ana Patricia Botín –aprovechando que su hermano está en Brasil y no llega hasta la mañana siguiente- si se supone que Emilio Botín estaba vivito y coleando hasta que un infarto lo mata al día siguiente? ¿Tenía Rodrigo Echenique la capacidad de predecir el futuro? ¿Cómo sabía “El Alacrán” que su patrón iba a sufrir un infarto a la mañana siguiente y por eso se le busca sucesora unas horas antes de que sufra el fatal accidente cardiaco? ¿Dónde está el acta de esa reunión y qué fecha pone en la misma? Porque no hablamos de cualquier cosa, la sustitución del presidente de un Banco no se firma en una servilleta de un bar, debe existir un libro de actas que recoja el nombramiento, la fecha y la hora en que Ana Patricia Botín es designada como sustituta de su padre.

 

Por cierto, un dato más que no menciona Jesús Cacho en su artículo pero que resulta de importancia vital: según los estatutos del propio Banco de Santander, es imprescindible la presencia para que tenga validez el Consejo de Administración del Consejero Delegado, Javier Marín, que no acude a dicha reunión por estar fuera de España. Curiosamente, la primera decisión que toma Ana Patricia Botín como nueva presidenta del Banco de Santander es despedir a la amante de su padre, María Sánchez del Corral. La segunda, deshacerse del Consejero Delegado Javier Marín…

 

Cacho se refiere a la “súbita muerte” de Emilio Botín con términos enigmáticos, propios del viejo periodista que no quiere revelar todo lo que sabe, o del maestro de la investigación que intuye que concurren circunstancias sospechosas.

 

El veterano periodista tampoco se cree "la versión oficial" sobre la muerte de Botín

 

Escribe Jesús Cacho de “aquellas horas vividas en la sede de Boadilla están por escribir

  • ¿Vividas, dónde?
  • ¿Ha dicho Jesús Cacho en Boadilla, en donde está la Ciudad Financiera del Banco de Santander, en donde Emilio Botín tenía su propio apartamento y en el que vivía (porque no habitaba el chalet conyugal de Somosaguas desde hacía años), en el lugar donde la querella sostiene que fue asesinado?
  • ¿Ha insinuado el veterano periodista que la versión oficial escrita no es la cierta?

 

¡Coño!, también cuenta Jesús Cacho la intención de Emilio Botín de casarse con su amante, la directora de Marketing y Marca del Banco de Santander, María Sánchez del Corral antes de las navidades de 2014, para lo que requería previamente el divorcio de su mujer Paloma O´Shea con la que no convivía en la casa de la elitista zona residencial madrileña de Somosaguas y de la que estaba separada de hecho muchos años atrás, con la que aparecía solamente en actos institucionales muy señalados. Según la querella presentada ante la Audiencia Nacional, ese matrimonio anunciado de Botín con su empleada podría ser el desencadenante del asesinato ante la posibilidad de dispersión del patrimonio familiar, pérdida de imagen de la familia ¡antes viuda que divorciada dicen que dijo Paloma O´Shea! y de poder en el banco.

 

Jesús Cacho mantiene, como ha mantenido La Tribuna de Cartagena, que Emilio Botín murió en la ciudad sin ley” como se conoce a la Ciudad Financiera del Santander desde donde fue trasladado a la casa de Somosaguas para guardar las apariencias. Dicho traslado ha sido ratificado por fuentes municipales del indicado consistorio madrileño.

 

La falsa versión oficial, facilitada a los medios, mantiene que Emilio Botín murió en la casa de Somosaguas el 10-9-2014; lo que es discutido por la querella de la que se ha hecho eco La Tribuna de Cartagena en la que se denuncia su presunto asesinato la tarde-noche del 9-9-2014. Cacho confirma nuestra denuncia respecto a que la muerte se produjo “en el dramático atardecer del 9 de septiembre.

 

¿Quién es el quinto misterioso personaje que graba el Consejo Urgente que elige a Ana Patricia Botín presidenta junto a donde yace cadáver su padre?

 

También el artículo de Jesús Cacho ratifica nuestra versión (y el contenido de la querella criminal) contando que Ana Patricia Botín, tras ser avisada de la muerte, salió rauda desde el lujoso barrio londinense de Belgravia para coger un avión que la trajese a Madrid en plena noche.

 

Se hace mención a la improvisada reunión de la comisión de nombramientos que se celebró en la “ciudad sin ley” del Santander con la presencia de Rodrigo Echenique, Fernando de Asúa, (presidente de la comisión, que a los pocos meses dimitiría como consejero del Banco, al igual que Abel Matutes).

 

Hemos contado que en aquella reunión participó un personaje cuya identidad venimos manteniendo en secreto y que grabó la reunión con su teléfono móvil.

 

¿Quién era ese consejero “traidor”? Lo sabemos nosotros. Y lo saben, por supuesto, el resto de los asistentes: Ana Patricia Botín, Rodrigo Echenique, Fernando de Asúa, Ignacio Benjumea.

 

Pero lo más importante de todo, lo que hace que corra riesgo mi vida pero, también, mi mejor forma de asegurarme ante cualquier atentado: Yo he escuchado esa grabación y yo tengo la única copia –al menos eso creo -evidentemente guardada a muy bien recaudo. Y de ocurrirme cualquier cosa recibirían un informe detallado, más copia de la citada grabación, todas las autoridades financieras de Europa y los EEUU y todos los directores de los principales medios de comunicación de todo el mundo.

Lo contado por Jesús Cacho coincide con lo que hemos venido publicando desde hace meses y nadie quería creerse, pero ahora que Cacho ratifica muchos de los hechos se disiparán muchas dudas de algunos incrédulos.

 

Se abre la lucha entre los hermanos Botín. Pronto se sabrá toda la verdad

 

Otro desliz (pienso que intencionado, porque nuestro curtido compañero de Vozpopuli no acostumbra a cometer deslices) de Jesús Cacho. Cuenta, que cuando Javier Botín llegó a Madrid “ya estaba todo el pescado vendido” y que su hermana Ana Patricia se había hecho con el poder del Banco de Santander a toda prisa y a espaldas de su hermano (que nosotros y la querella presentada sostenemos que era el elegido para sustituirle al frente del banco). En otro artículo contaremos la designación de Javier Botín por su padre como sustituto y la negativa de un importante banquero español a que Ana Patricia Botín fuera presidenta del Santander.

 

Desde entonces parece que se ha desencadenado una lucha familiar por el poder con enfrentamiento entre Ana Patricia Botín y Javier y sus demás hermanos por la bajada del precio de la acción del Santander que ha perdido el 35% de su valor desde la muerte de Emilio Botín el 9-9-2014 que cotizaba a 6,904€ hasta los 4,511 del pasado 2-7-2018.

 

Así las cosas Ana Patricia Botín ha establecido el porcentaje del 3% para poder ocupar un puesto en el consejo de administración del Banco como consejero dominical reservado a los accionistas con participaciones significativas; de forma que el puesto de Javier Botín en el Consejo de Administración del Banco como representante de la Fundación Botín peligra y queda en manos de su hermana Ana Patricia.

 

Este aparente fuego amigo de Ana Patricia hacia su hermano Javier ha tenido su enésima expresión en uno de los medios afines al Santander que ha aireado la titularidad de Javier Botín de sociedades off shore, cuando es conocido que toda la familia Botín ha dispuesto históricamente de ellas.

 

Al final de su artículo, Jesús Cacho habla de la necesidad de Ana Patricia Botín de “soltar lastre” motivo que justificaría el hacer a un lado a Rodrigo Echenique de la ejecutiva del banco; máxime después de la intervención del accionista del Santander y abogado de Inversión Hogar, Eduardo Martín-Duarte, en la junta de accionistas del 23-3-2018 en la que pidió la remoción de todo el consejo de administración del Santander con la acusación de una presunta administración desleal con presunto fraude a los accionistas de 50 millones de euros con la venta de una finca en Mijas y la posterior negativa de la presidenta y resto de alta dirección de emprender acciones legales para recuperar el dinero defraudado al banco. De los miembros del comité ejecutivo que autorizó la venta de la finca de Mijas sólo quedan Ana Patricia Botín, presidenta de la entidad, Rodrigo Echenique que cesará en funciones ejecutivas manteniéndose en el consejo de administración e Ignacio Benjumea que cesó en sus funciones el año 2015 y se mantiene como miembro del consejo de administración.

 

No se regenerará el Banco de Santander mientras Rodrigo Echenique e Ignacio Benjumea continúen en el Consejo de Administración en pago a su silencio de los secretos de la familia Botín; o continúen consejeros como Juan Miguel Villar Mir acuciado por infinidad de investigaciones penales de financiación ilegal, tanto en España como en México.

 

No se regenerará el Santander si los supuesto aires nuevos traen el nombramiento de Ramiro Mato García-Ansorena ¿en pago de los servicios prestados desde la BNP Paribas ocultando el patrimonio de la familia Botín y tapando y pagando las ruinosas inversiones de Ana Patricia Botín y su fondo de capital riesgo Suala Capital Partners?

Sobre el Autor

Sitio Web: latribunadeespana.com

Director de La Tribuna de España.

Redes Sociales

Comenta esta noticia




La Tribuna de Cartagena

Director: Daniel Negroles.